Etiqueta y protocolo,  Fiestas,  Lifestyle

¡8 consejos para ser la invitada perfecta!

Tenía ganas de escribir este post desde que inicie el blog. Me encanta tener a gente en casa y los temas de protocolo y organización de fiestas ¡Me chiflan! Lo mío es más bien dirigido a temas sociales y ahora que se acaba el buen tiempo empezamos a buscar refugio en interiores para evitar el frio. Voy a compartir 8 consejos para que ser la invitada perfecta y así disfrutar los planes con familiares y amigos en los próximos meses.

A pesar de ser medio española,  a mis amistades en España les sorprende algunas cosas que me resultan extrañas. Criarse entre culturas siempre aporta una mezcla de cosas que cuando uno va fuera da un resultado interesante. Mi otra mitad es anglosajona, ¡os podéis imaginar a veces los contrastes entre culturas! Viviendo en España hago lo posible para adaptarme a la cultura, aunque a veces reconozco que hay cosas que pueden chocarme más de lo que os podéis creer.

Una cosa que si es cierto, es que los buenos modales son bastante semejantes en ambas culturas. Pero, con el ritmo de vida que llevamos todos, son fáciles de olvidar dejandose llevar. Aquí teneis la chuleta con los 8 consejos para ser la invitada perfecta.

1er Consejo

Confirmacion: “Se Ruega Confirmación” (SRC) “Répondez S’il Vous Plait” (RSVP)

Si ves estas frases o abreviaturas  ¡HAY QUE CONFIRMAR! Si no se pone, se sobreentiende. No es lo mismo comprar para 6 que para 12.

Ponte en el lugar de tu anfitrión: ¿Te gustaría preparar una comida para 12 y acabar siendo 4? No creo que repetir el menú durante una semana para no echar a perder la comida le  anime para repetir la experiencia o que nos considere para más eventos.  Aunque cualquiera puede fallar , es mejor no inventar excusas y ser sincero, de lo contrario quedamos peor.

Si no lo tienes claro:  un Gracias por la invitación pero no podemos es suficiente. Otra vez será y no te tienes que estresar por intentar apretar tu agenda social ya completa ni marear al anfitrión.

Si tienes que cancelar, intenta hacerlo lo antes posible. No lo dejes para ultima hora, deja que el anfitrión tenga tiempo para ajustes.

Igual que no ser lo mismo 6 o12, si es un evento con niños, ¡No es lo mismo 4 niños que 13! Al anfitrion le va a venir muy bien esta información para tener en cuenta posibles necesidades especiales (trona, cambiador, etc).

2º Consejo

¡No vayas con las manos vacías!

Woman holding flowers
Photo by Brigitte Tohm on Unsplash

Es cierto que la persona que abre las puertas de su casa también está abriendo una parte de su corazón. No espera que traigas nada, pero un detalle para demostrar el agradecimiento al esfuerzo de organizar algo para compartir unos buenos momentos juntos nunca esta de menos.

Se trata de un DETALLE, no tiene por qué ser caro.

Ideas:

Vino

Botella de alcohol (Ginebra, Ron, Whiskey)

Caja de bombones

Flores

Una planta.  *Las suculentas no son caras,  ni ocupan demasiado espacio y son muy monas.

Una vela aromática.

Algo para comer, ojo, esto lo recomiendo para eventos informales: bote de aceitunas, plato de quesos, panecillos gourmet, bolsa de patatas y salsa, un postre.

Volvemos al tema de las prisas: Que nos haya sido imposible pasar a comprar algo o no nos hemos coordinado bien con nuestra pareja (oye, somos imperfectos, cosas que pasan) pero quieres tener un detalle  siempre puedes enviar unas flores o una cesta de frutas a posteriori. ¡Imagínate la sorpresa y alegría que le das al recibirlo en el trabajo o casa!

3er Consejo

 Puntualidad

Si, generalmente, hay que intentarlo. Una cortesía de 15 min (mi media anglosajona) o 30 (adaptándome a la española) pero mas tiempo que eso
sin avisar, hace quedamos un poco mal.

Si vas a llegar tarde tienes que avisar pero posiblemente no pueden esperarte comenzar a comer. Adáptate al momento que llegues.

Aunque haya confianza, recuerda que tu anfitrión también ha calculado unos tiempos para la cocina,  un animador para los niños,  o según la hora del día puede que tengan otro compromiso. Si te envitan a comer no quiere decir que te quedes a cenar, a no ser que digan lo contrario.

Si puedes llegar antes, te va a venir bien el siguiente consejo.

4º Consejo

Ayuda

Man pouring refilling glass of wine
Photo by Willian West on Unsplash

Ofrecete siempre echar una mano a tu anfitrión.  No se trata de que todos se levanten para recoger la mesa a la vez.  Pero en las pequeñas idas y venidas puedes acercar algo a la cocina, llevar algo a la mesa. Siempre hay algun plato para llevar: la cesta de pan o la ensalada… no cuesta nada y ayuda que todos se juntan al mismo tiempo para disfrutar. Acepta que hay invitados quienes el anfitrión pueda dejar que le ayuden más.

¿Una comida informal?

Estate al tanto que las servilletas de papel no se acumulen en la mesa, o las latas o botellines. No estas en un bar, alguien tiene que recogerlo y si ayudas a controlar la acumulación de basura te lo agradeceran.

¿Evento con niños?

Asegúrate que tus hijos ayuden recoger las cosas con las que han estado jugando. Es una buena lección para ellos ya que aprenderán lo que pueden esperar cuando alguien viene a su casa y que recogiendo entre todos es mejor, más rápido y más fácil.

Tampoco esperes que los anfitriones hagan de canguro, sobre todo la señora de la casa. Ya tiene suficiente con la organización del evento en general y estar pendiente de las necesidades de los invitados como para que además le toque otros títulos como Monitora o Arbitro. Cuida de los tuyos y recuerda que es un buen momento para que los niños disfruten y aprenden cómo comportarse y respetar las reglas de otra casa (por ejemplo, nadie sube las escaleras o juega en las habitaciones con las puertas cerradas).

5º Consejo

¿Fumador?

 Me ha chocado cuando he ido a casas y he visto que los invitados utilizan los maceteros o lo que es peor vasos o platos a modo de cenicero,  incluso sin preguntar si se puede fumar! Esto es un choque cultural: ya que si en la casa que estas visitando no se fuma se entiende que no se fuma, aunque también se entiende que habiendo posibilidades (terraza o jardín) el anfitrión normalmente tendrá una consideración. Mis primeros años en España vivía en un piso de 50m2 donde liaba fiestas bastante grandes, pero no tenía ninguno de los dos además soy asmática y no fumadora. Sintiéndolo mucho mis invitados tenían que salir a la calle a fumar, cosa que costó a algunos entender  pero cedieron. Por suerte vivía en un bajo.

Resumiendo, pregunta si se puede fumar y dónde.

6º Consejo

¿Alergias?

Por desgracia hoy en día hay cada vez mas personas que sufren de trastornos alimenticios. Pero no por eso van a disfrutar menos de la compañía de los familiares y amigos! Algunas necesidades son mas sencillas de respetar que otras, pero si te invitan por muy bien que te conozcan, RECUERDA tus necesidades o consideraciones al anfitrión cuando te invita. Al no ser algo que tiene que tener en cuenta en su día a día, es fácil que se olvide. No pasa nada por recordarlo para que lo tenga en cuenta para el menú, o en casos que necesitan extrema precaución (huevo, frutos secos, leche), avisa al anfitrión de los cuidados que hay que tener en cuenta o si vas a llevar tu propia comida.

7º Consejo

¿Invitados invitando?

Set dinner table
Photo by Paulette Wooten on Unsplash

Esto puede ser una de las cosas que mas me ha chocado a venir a vivir en España.

 “Me llevo a ________.”  O “He visto que no has dicho nada a _____ entonces se lo he dicho yo.”

Si necesitas llevar a una persona extra, pregúntale a tu anfitrión y dile además quien es.  Así das la oportunidad a tu anfitrión de poder responder con conocimiento. Puede que te yenga completo su aforo y no puede acomodar a más. O imagínate en casos de separaciones que uno está invitado y ya ha aceptado (me ha pasado), o en el caso que individuos que simplemente no se llevan bien puedes causar una situación muy incómoda no sólo para los invitados pero también al anfitrión.  Si tienes la costumbre de hacerlo continuamente puede que eventualmente no cuenten contigo para ciertas actividades y así evitar problemas.

Eso sí, si tenemos que preguntar o recordar, que sea siempre en privado sobre todo si estamos hablando un chat.

8º Consejo

La despedida

Photo by Antenna on Unsplash

 

Si tienes que irte antes de lo previsto: Si nos tenemos que ir antes de lo provisto, díselo a tu anfitrión pero no te despidas de los demás invitados. Puede que lo tomen como una indirecta y acabas con la fiesta para todos.

¡NO SEAS EL ÚLTIMO EN IRTE!

Por muy bien que los estemos pasando, en algún momento llega la hora de que cerrar el chiringuito. Nos cuesta a todos, pero hay que aceptarlo. Es difícil encontrar el momento y dependerá en el tipo de evento. La invitación debe expresar los horarios que el anfitrión dispone de su casa (o local) y debemos de tenerlo en cuenta.

Es un evento en sábado y no hay hora:

Un ejemplo: Habéis quedado para comer y ya hemos merendado, pues igual no hay para cenar, así que puede ser nuestro momento.

¿Que es un evento en domingo?

Si es en casa y hay cole/trabajo el día siguiente pues nos vamos para dejar tiempo para terminar de recoger y prepararse para la nueva semana.

En fin, depende en muchas cosas, pero si quedan pocos y ves que se van, aprovecha que será el momento para irnos a descansar.

No somos perfectos, pero sí podemos ser los invitados perfectos  si nos lo proponemos. ¿Te atreves ahora hacer de anfitrion? Sigue los 7 Consejos para ser la anfitriona perfecta. 

 

Logo The Imperfect Queen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *